Consejos dentales

Cuidados necesarios tras un tratamiento de implantes dentales

  • implantes dentales cuidados

Implante dentalUna intervención de Implantología oral permite al paciente recuperar su sonrisa, que deberá cuidar después del tratamiento para que el resultado sea satisfactorio por muchos años. Desde Daldent Clínicas Dentales te damos algunas recomendaciones para que luzcas tus nuevas piezas dentales en un estado óptimo durante el máximo tiempo posible.

Los avances en la Odontología, así como las nuevas técnicas que aplicamos en nuestras clínicas dentales, han permitido que la colocación de implantes dentales sea muy poco invasiva, favoreciendo la pronta recuperación y las mínimas molestias para el paciente. No obstante, se trata de un procedimiento que requiere un cuidado posterior para garantizar su total éxito.

El postoperatorio no tiene mayor complicación que seguir estas sencillas pautas:

  • En las horas posteriores a la colocación de los implantes puede persistir un ligero sangrado en la zona tratada, que remitirá con la aplicación de una gasa limpia sobre la herida.
  • La realización de ejercicio físico o grandes esfuerzos debe evitarse, al menos, hasta pasados siete días desde la intervención. Durante este período, las heridas están cicatrizando y los movimientos bruscos pueden dificultar la correcta curación.
  • Mientras dure el efecto de la anestesia, unas 4 horas tras la finalización del tratamiento, es recomendable no ingerir ningún alimento. En los días posteriores se recupera la normalidad en la dieta, aunque se aconseja no ingerir alimentos demasiado duros que puedan forzar la nueva pieza dental.
  • El tabaco está totalmente desaconsejado durante la recuperación tras la intervención. Las sustancias nocivas del cigarrillo comprometen seriamente el éxito del implante dental, dificultando la cicatrización de las heridas y produciendo bacterias en la cavidad oral.
  • Se debe extremar la higiene bucodental con el uso, además del cepillado, de cepillos interdentales y colutorio. En Daldent Clínicas Dentales te indicaremos qué enjuague bucal o pasta dentífrica es la más adecuada para tu caso.

Siguiendo estos consejos, el éxito de la colocación de implantes dentales está asegurado. No obstante, si aparecen síntomas como insensibilidad, hemorragia continuada o dolor en los días posteriores a la intervención, se debe acudir cuanto antes al odontólogo.

La higiene bucodental en los recién nacidos

  • higiene-bucodental-bebe

Aunque no se hayan desarrollado aún los dientes, es importante prestar atención a la salud bucal de los neonatos. Una buena higiene oral, así como evitar malos hábitos, será clave en el crecimiento del bebé y en su salud en la etapa adulta.

higiene-bucodental-bebesUna de las primeras recomendaciones es limpiar la boca del lactante, al menos, una vez al día. El objetivo es retirar los restos de leche, ya sea materna o leche maternizada, para evitar que fermente y produzca las bacterias que dan lugar a la “caries del biberón”. El procedimiento es muy sencillo. Como el bebé aún no tiene dientes, no se debe utilizar un cepillo dental (ni siquiera de cerdas blandas). Para cuidar de su salud oral debe aplicarse una gasa húmeda sobre las encías del bebé, con movimientos circulares, sin olvidar el interior de las encías y la lengua.

El momento ideal es por la noche, después de la última toma y antes de dormir. Con esta pequeña rutina evitaremos que el pequeño tenga problemas orales en el presente y conseguiremos prevenir los del futuro.

Es importante que los movimientos circulares sean suaves, sin ejercer fuerza, pero con una ligera presión para eliminar los restos de leche de su pequeña boca. También es aconsejable evitar a toda costa el consumo de alimentos con mucho azúcar, como la fruta o la miel, antes de dormir.

Una vez han erupcionado los primeros dientes, la rutina de higiene oral varía.  A partir de los 12 meses comienza la dentición infantil, y es el momento de empezar a utilizar un cepillo dental adecuado. El cepillado en los menores debe ser diario -al menos tres veces al día- y siempre con productos infantiles. Los cepillos especiales para los primeros dientes son más largos que el resto, para que puedas acompañar con tu mano el movimiento circular y enseñar así al menor a cuidar de sus dientes.

Desde los Centros Odontológicos Daldent de Las Tablas y Sanchinarro hacemos hincapié en la importancia de cuidar de la salud oral de los niños para prevenir posibles patologías y, sobre todo, para que disfruten de sonrisas sanas y duraderas. Pide una primera visita gratuita para tu hij@, antes o después de cumplir su primer año de edad, y te ayudaremos a establecer una óptima rutina de higiene oral.

4 consejos para cuidar de tu salud oral en verano

Normalmente, durante estos meses estivales, se produce un empeoramiento de la salud bucodental. Es frecuente pasar más tiempo fuera de casa, descuidar la rutina de higiene bucodental diaria y aumentar el consumo productos alimenticios que afectan negativamente a nuestros dientes (helados, granizados, etc.).

Este cambio de hábitos se ve aún más intensificado durante el período de vacaciones. Es por ello que, a la vuelta de las mismas, comprobamos que son numerosos los pacientes que acuden a nuestros centros dentales en Sanchinarro y Las Tablas porque deben tratarse los típicos problemas orales que derivan de estos cambios: inflamación de las encías, acumulación de sarro, hipersensibilidad dental…

En este artículo, queremos darte 4 consejos que te ayudarán a evitar este empeoramiento de tu salud bucal y te harán regresar a la rutina con unos dientes y encías en perfecto estado:

  • Modera la ingesta de frutas cítricas y zumos: en el período estival es muy común el consumo de bebidas y alimentos de este tipo (como el zumo de naranja o las fresas), los cuales, pese a ser buenos aliados de nuestra salud general, pueden afectar a la sensibilidad de nuestros dientes.
  • Mantén siempre un buen nivel de hidratación: las altas temperaturas de estos meses reducen la cantidad de saliva que se genera en nuestra boca. Este hecho fomenta la proliferación de bacterias bucales que, a su vez, son causa principal de la formación de caries.
  • No olvides tu kit de limpieza oral en casa: si viajas durante estos días, no debes tomarte un respiro en el cuidado de tu boca. Es fundamental que en tu maleta también haya hueco para tu cepillo de dientes, colutorio y seda dental.
  • Practica deporte protegiendo tu boca: el buen tiempo es un factor fundamental para la realización de actividades deportivas. En este sentido, te aconsejamos que utilices un protector bucal, sobre todo, cuando realices deportes que impliquen un contacto: fútbol, baloncesto, boxeo, etc.

Por último, es esencial que, antes o justo después de tus vacaciones, acudas a Daldent para realizarte una revisión dental y descartemos cualquier problema oral en tus días de descanso. Disfruta del verano, pero hazlo con salud.

 

 

 

 

¿Cómo evitar la xerostomía y mantener una boca sana?

Sentir la boca seca o pastosa es un síntoma que ha experimentado la mayoría de la gente en algún momento de su vida.

La sequedad bucal es un problema oral más común de lo que pensamos, y, pese a lo que muchos puedan pensar, debe tratarse a nivel profesional.

Este síntoma se conoce con el nombre de xerostomía y, actualmente, es una de las afecciones más comunes, ya que afecta al 20% de la población de entre 18 y 30 años, y al 40% de los mayores de 50 años. Esta condición tiende a ser más frecuente en mujeres que en hombres.

La xerostomía, aunque provoca grandes molestias en la cavidad bucal de las personas que la padecen, no es considerada una enfermedad, sino una situación clínica que se produce como consecuencia de una alteración en el funcionamiento de las glándulas salivales.

La saliva ayuda a proteger los tejidos bucales contra las úlceras y llagas. Neutraliza los alimentos ácidos y ayuda a prevenir las caries, las enfermedades en las encías, la halitosis o mal aliento y la placa bacteriana.

Cuando la cantidad de saliva es insuficiente, estas funciones pueden deteriorarse.

Desde Daldent te ofrecemos las siguientes recomendaciones para minimizar los efectos provocados por la xerostomía y mantener así un estado de salud bucodental óptimo:

  • Beber abundante agua: es fundamental que los pacientes que padezcan el síndrome de boca seca, se mantengan hidratados. De este modo la sensación de sequedad bucal se reducirá.
  • Suprimir alimentos nocivos: como el tabaco, el alcohol y la cafeína, ya que suelen agravar los niveles de sequedad bucal. También es aconsejable reducir el consumo de alimentos secos, pegajosos, picantes y salados. No obstante, desde Clínica Dental Daldent, recomendamos aumentar el consumo de alimentos que estimulan la producción de saliva como las frutas y verduras ricas en flúor y calcio (como las manzanas y las zanahorias)
  • Mantener la boca húmeda durante las horas de la noche: esto se puede conseguir con un humificador nocturno. Es fundamental evitar respirar por la boca mientras dormimos.
  • Extremar la higiene bucodental para prevenir la aparición de infecciones y caries: te recomendamos usar un colutorio que contenga flúor durante tu rutina de higiene oral.

No obstante, si notas que los síntomas aumentan, acude a nuestros centros en Sanchinarro o Las Tablas y te haremos una revisión oral completa.

 

¿Qué es el sarro y cómo reducirlo?

Hoy en día, debido a la gran importancia que tiene el aspecto personal y estético, cada vez son más las personas que se animan a acudir al dentista ante cualquier anomalía que detectan en su dentición. El sarro es uno de los problemas dentales más tratados, ya que no solo afecta a la salud oral del paciente como tal, sino que también provoca un efecto destacadamente antiestético sobre quien lo sufre, desluciendo su sonrisa.

El sarro, también denominado tártaro dental, es la placa bacteriana de color amarillento que se acumula entre los dientes. Esta excesiva acumulación de bacterias surge cuando no se eliminan correctamente los restos de comida durante el cepillado y dan lugar a la conocida placa bacteriana. Esta se extiende entre los dientes, en los bordes de las encías e incluso, debajo de estas.

 La acumulación de sarro puede llegar a ocasionar gingivitis (inflamación y sangrado de las encías), por lo que desde Daldent queremos darte los mejores consejos para evitar su aparición:

  1. Lleva una correcta y periódica higiene dental: el sarro y muchas otras enfermedades bucales, surgen por una limpieza oral inadecuada o insuficiente. Recuerda cepillarte los dientes tres veces al día y no olvides acudir a nuestra clínica, al menos una vez al año, para realizarte una limpieza oral completa.
  1. Cuida tu alimentación: esta alteración bucal está muy condicionada por los alimentos y las bebidas que consumimos. Por ello, debemos evitar el café, el vino tinto, la bollería… y fomentar, por un lado, el consumo de alimentos como las frutas y verduras duras, ya que fortalecen las encías y ayudan a evitar que sangren y, por otro lado, el consumo de alimentos ricos en calcio como los lácteos, ya que fortalecen los dientes.
  1. Hidratación: beber abundante agua a lo largo del día, no solo es sano para nuestra salud en general, sino que ayuda a que no se acumulen los restos de comida entre los dientes. Estos son los que provocan la acumulación de bacterias. ¡Ten en cuenta el líquido que ingieres! Intenta que siempre sea agua, ya que las bebidas con azúcares son un gran caldo de cultivo para ser fermentadas por las bacterias orales y producir caries.

                                                                                        sonrisa-mujer-bonita-1000x666

Sigue nuestros consejos para evitar la aparición de sarro y, sobre todo, no dudes en acudir a nuestra clínica para tratarlo si crees que lo sufres. Es fundamental frenar la propagación de estos microorganismos y bacterias para evitar complicaciones mayores.

Qué es el bruxismo y cómo podemos tratarlo

Qué es el bruxismo

Primera hora de la mañana. Toda la familia está desayunando y tu hijo, un día más, se queja de un fuerte dolor en los maxilares que le molesta a la hora de masticar. Se señala la zona abultada cerca de su oreja, donde se esconde la articulación témporo-mandibular (ATM). Si le haces una visita a mitad de la noche, aunque duerma plácidamente, te darás cuenta de que la mandíbula y el maxilar superior están fuertemente contraídos y escucharás como, a causa del roce, los dientes le rechinan.

¿Te resulta familiar esta situación? Probablemente sí, puesto que se trata de una escena cotidiana de un niño afectado por bruxismo, una de las patologías bucodentales más frecuentes durante la infancia y la adolescencia.

El bruxismo afecta entre al 20% y 30% de la población, y aunque suele aparecer en torno a la mayoría de edad, son muy frecuentes los casos en niños de corta edad. El afectado por esta patología, comúnmente llamado “bruxista”, aprieta los dientes de la parte superior y los de la parte inferior de manera exagerada, y los desplaza de adelante hacia atrás produciendo el particular “chirrido”. Esta acción, como es lógico, acaba desgastando las capas externas del diente.

Las causas pueden deberse a factores físicos, psicológicos o neurofisiológicos. Estudios recientes demuestran que su presencia en niños y adolescentes suele estar relacionada con episodios de ansiedad y estrés. Los músculos, inconscientemente y a menudo durante el sueño, se contraen.

¿Cuáles son los síntomas que presenta un bruxista?

Quien padece bruxismo se queja reiteradamente de dolor mandibular y en los oídos. También de fuertes cefaleas provocadas por la contracción muscular. A menudo, dicho dolor le provoca episodios de insomnio que podrían derivar en ansiedad y tensión. Además, la fuerte oclusión de las arcadas dentales provoca un desgaste en el esmalte y, con el tiempo, en la dentina; lo cual provoca sensibilidad a los alimentos fríos y calientes que pueden “delatar” la presencia oculta de bruxismo.

Tratamiento

Si algún miembro de tu familia o tú mismo os veis afectados por esta dolencia, ¡no te preocupes! Es muy común y en Daldent te ofreceremos una solución, ya que somos, además, expertos en análisis oclusal y en el tratamiento de problemas en la ATM.

El principal tratamiento es la conocida férula de descarga (o férula de Michigan). Se trata de un molde de resina, similar a la ortodoncia invisible, que se realiza a medida de cada paciente. Su función es derivar la fuerza ejercida por los maxilares para relajar la musculatura facial, evitar la contracción y así proteger los dientes.

La frecuencia de su uso variará dependiendo de cada paciente, y es el especialista el encargado de especificar las particularidades de su uso.

Alimentos “amigos” de tus dientes y encías

Cuando hablamos de la relación entre los alimentos que tomamos y nuestra salud bucodental, casi siempre se nos vienen a la cabeza aquellas comidas que sabemos claramente que son perjudiciales para nosotros. Por ejemplo, los refrescos de cola, cuyos ácidos fosfóricos atacan el esmalte de los dientes. Igualmente, somos conscientes de que debemos evitar el consumo de dulces y golosinas por su alto contenido en azúcar, cuya acumulación en las piezas dentales puede derivar en la aparición de caries.

Sin embargo, también es necesario conocer aquellos alimentos que, no sólo no perjudican la salud de nuestra boca, si no que nos ayudan a mantenerla fuerte y sana.

En DALDENT sabemos la importancia que tienen los hábitos diarios en la salud de todos los miembros de la familia. Al igual que es importante la realización de un correcto cepillado después de cada comida, así como el uso de complementos de higiene bucodental como son el hilo dental y los colutorios, llevar una buena alimentación es fundamental para mantener unos dientes sanos y fuertes.

Algunos de los alimentos “amigos” de nuestros diente y encías son:

Té negro: aunque beber té en exceso puede afectar a la coloración de nuestros dientes y oscurecerlos, las decenas de variedades de esta bebida ancestral también pueden ser grandes aliadas de nuestra salud bucodental. En concreto, el té negro ayuda a detener la multiplicación de las bacterias asociadas a las caries y a las enfermedades de las encías. Se debe a su alto contenido en polifenoles, unos compuestos bioactivos con capacidad antioxidante, antiinflamatoria y que actúan contra la agregación plaquetaria. ¡Importante! No agregues azúcar al té.

Productos lácteos orgánicos: queso, leche, yogur… Los lácteos son ricos en fosfatos, calcio y vitamina D, minerales que juegan un papel muy importante en nuestra salud budocental. Nuestros dientes están constituidos principalmente de calcio, y si nuestra dieta es baja en dicho mineral, corremos el riesgo de desarrollar caries y otros problemas. Además, el calcio mezclado con la placa dental ayuda a reducir los niveles de ácido en nuestra boca.

Manzana: aunque cualquier fruta rica en fibra sea beneficiosa para nuestra salud, la manzana, en concreto, es de las que más nos conviene consumir frecuentemente. Al igual que el té, tiene un alto contenido de polifenoles. Te recomendamos consumirla con piel. La masticación ayuda en la producción de saliva, un elemento importante en la protección de nuestros dientes.

Semillas de ajojonli: comúnmente conocidas como “sésamo”. Además de ser rica en beneficios y propiedades cardiosaludables, su masticación ayuda a desprender la placa y reconstruir el esmalte. Son una buena fuente de calcio, lo que ayuda a mantener el hueso alrededor de los dientes y encías sano y fuerte. Se puede consumir en ensaladas, en el pan y en platos asiáticos.

Publi Dental Consulting, para DALDENT

La importancia de realizarte una limpieza bucodental al año

Mantener una buena higiene bucodental es básico para evitar la aparición de problemas en la cavidad oral. Si bien el cepillado diario, el uso de hilo dental y el enjuague con colutorios son medidas que suelen prevenir la aparición y desarrollo de caries y otras patologías bucales, existen enfermedades orales ante las que estas prácticas no siempre resultan suficientes.

La acumulación prolongada de sarro o placa puede derivar en problemas en dientes y encías, y ante ella no basta con la higiene dental diaria. Además, la presencia de placa puede dar lugar a otro tipo de inconvenientes de tipo “social”, como la halitosis, que terminarán por afectar a las relaciones personales.

Por ello, desde Centros de Odontología Integrada DALDENT recomendamos, como mínimo, hacer una visita a la consulta con periodicidad anual para llevar a cabo una limpieza bucodental profunda, que elimine todo rastro de sarro y prevenga la aparición de enfermedades de mayor gravedad.

El procedimiento para realizar una limpieza de boca en clínica (profilaxis) consiste, de forma resumida, en identificar las zonas más afectadas por la placa bacteriana y eliminarla. Debe ser realizado por un profesional, y su duración oscila entre los 25 y los 40 minutos.

Aunque no es excesivamente agradable, la limpieza bucal no es dolorosa y, como mucho, puede generar una sensibilidad transitoria en las encías; una molestia que se ve sobradamente compensada con la sensación de limpieza posterior que proporciona y con la ausencia de complicaciones que garantiza por largo tiempo.

En DALDENT siempre hemos apostado por una estrategia preventiva, protagonizada por una buena higiene dental en casa y por la realización de una revisión y limpieza bucodental cada año (salvo que el especialista recomiende otra periodicidad). La prevención es la mejor forma de mantener a raya las enfermedades de la boca. De otro modo, si se deja transcurrir el tiempo sin tomar ningún tipo de acción, la detección de estos problemas puede realizarse cuando ya están en fase muy avanzada, con lo que su resolución será más compleja y, probablemente, también más costosa. ¡Pide cita!

Carillas dentales vs blanqueamiento dental

La sonrisa que mostramos al mundo tiene una gran importancia en nuestras relaciones sociales y en nuestra vida diaria. Contar con unos dientes blancos, alineados y sanos nos facilita sonreír con confianza, mientras que unos dientes amarillentos o mal posicionados resultan poco atractivos para los demás.

Para solucionar este problema, dos de las opciones que manejamos, además de la ortodoncia, son el tratamiento de blanqueamiento dental y la aplicación de carillas. Las carillas dentales son láminas muy finas que se colocan en la parte exterior del diente y que, además de otorgar a éste una apariencia impecable en cuanto a color, sirven para corregir otro tipo de desajustes como la alineación incorrecta de los mismos.

Al existir dos posibles soluciones para un mismo problema (el del color y la estética de los dientes), surge la duda de cuál es la más adecuada en cada caso. Por lo general, el especialista, después de realizar una exploración del estado de tu boca, te sugerirá la más conveniente, pero en este post te contamos las particularidades de cada opción.

Cuando el estado de la denticion es óptimo y no existe desalineación o desperfectos en las piezas, el blanqueamiento dental puede ser la mejor solución. Se trata de un procedimiento poco agresivo que se efectúa aplicando una sustancia denominada peróxido de hidrógeno, la cual penetra en el esmalte por los poros dentales y limpia las sucesivas capas, logrando que los dientes luzcan varios tonos más claros. Si no hay manchas dentales demasiado severas, el blanqueamiento solucionará el “problema”.

Las carillas dentales, por su parte, son el procedimiento más aconsejable cuando hay daños en la estructura ósea o, en general, cuando la dentición presenta un estado bastante deficiente (desalineación ligera, manchas muy oscuras, fractura en alguna pieza…). Estamos ante un tratamiento mucho más amplio y ambicioso que el blanqueamiento, ya que no solo corrige la coloración de los dientes, sino que además optimiza su forma y su posición (estéticamente). Al fin y al cabo, estamos ante unas láminas artificiales que se colocan sobre el diente “natural”.

El tratamiento con carillas es más costoso en lo económico que el blanqueamiento dental, y también más complejo en su realización, tanto por los materiales con los que se lleva a cabo -composite o porcelana principalmente – como por la necesidad en muchos casos de limar y tallar los dientes (aunque contamos con soluciones en las que el tallado no es necesario.)

¡Pide cita en DALDENT y te aconsejaremos cuál es la mejor solución en estética dental para ti!

7 consejos para cuidar tus dientes y encías en verano

Estamos en pleno verano, y con él han llegado las altas temperaturas, las vacaciones y una serie de cambios en nuestra rutina diaria. Estos cambios atañen a nuestra alimentación, a nuestros hábitos y al tiempo que permanecemos fuera del hogar.

Es por ello que durante la época estival debemos cuidar de forma especial nuestra salud bucodental, procurando que estas alteraciones en nuestro día a día no afecten negativamente a la salud de nuestros dientes y encías.

Desde Clínicas DALDENT te damos estos sencillos consejos para que disfrutes del verano sin tener que pagar después las consecuencias en forma de alguna patología bucodental:

1-  Mantén sistemáticamente la higiene oral: En verano solemos pasar mucho tiempo fuera de casa, y comemos más entre horas, lo que habitualmente deviene en un abandono de nuestra higiene bucal. Pese a ello, tenemos que ser exigentes con el cuidado de nuestra salud oral, cepillándonos los dientes tras cada comida; 3, 4 o las veces al día que hagan falta. Además, es obligado el uso del hilo dental, y muy recomendable la utilización de colutorios o enjuagues.

2.- Bebe mucha agua y toma fruta: Beber mucha agua y consumir frutas propias del verano (sandía, melón, etc.) nos ayuda a mantenernos hidratados, lo que evita la sequedad, entorno que facilita la aparición de inflamaciones en nuestra boca.

3- Limita la ingesta de bebidas azucaradas y zumos ácidos: En verano se incrementa entre la población el consumo de bebidas energéticas, isotónicas y granizados industriales, con alto contenido en azúcar. Además, prolifera la ingesta de zumos cítricos, muy ácidos (Ph elevado.) Estas bebidas pueden producir caries y erosionar nuestro esmalte dental. En el caso de los zumos cítricos, te aconsejamos que utilices una “pajita” para beberlos, evitando así el contacto con los dientes.

4.- Evita la sensibilidad dental: Los cambios bruscos de temperatura en la boca, provocados generalmente por los helados, pueden dañar el esmalte de nuestros dientes y generar los siempre molestos problemas de sensibilidad dental.

5.- Modera el consumo de café y tabaco: En esta época del año suele consumirse mucho café y tabaco, algo que afecta claramente a la coloración de nuestros dientes, volviéndolos más amarillos. En el caso del tabaco, los riesgos son mayores, y favorece la aparición de cualquier tipo de patología bucodental, incluido el cáncer oral.

6.- Cuidado con los golpes: Practicar deporte es sano y altamente recomendable. Sin embargo, los deportes de contacto y los juegos propios de los niños en la piscina pueden ocasionar impactos y traumatismos dentales. Para evitarlos, te recomendamos la utilización de una férula protectora especializada para deportistas, como la que ofrecemos en Daldent. En el caso de los peques, asegúrate de que no corren por el borde resbaladizo de la piscina.

7.- Visita al dentista a la vuelta de las vacaciones: Finalizadas las vacaciones de verano, es conveniente que te pases por cualquiera de nuestras clínicas dentales en Las Tablas y Sanchinarro para que te hagamos una revisión completa de tus dientes y encías. De esta forma, podremos detectar cualquier alteración sufrida durante estas semanas y tratarla antes de que vaya a más.

MUTUAS, ASEGURADORAS, COLEGIOS Y COLECTIVOS

En Daldent tenemos convenios de colaboración con las principales mutuas, compañías aseguradoras, colegios y coletivos deportivos y empresariales. Debido a que existen multitud de tipos de pólizas y seguros, se recomienda consultar las coberturas contratadas con la entidad correspondiente.

Contacte con nosotros para ampliarle cualquier información.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡PIDE TU CITA ONLINE!
 1ª VISITA GRATIS 

* Confirmaremos la cita lo antes posible.
SOLICITAR CITA GRATUITA
O si lo prefieres, llámanos:
   - Las Tablas:   91 427 45 95
   - Sanchinarro: 91 750 12 61
Somos el dentista que buscas.