¿Por qué tenemos muelas del juicio?

¿Por qué tenemos muelas del juicio?

La presencia de las muelas del juicio parece tener algo de “lotería”: hay pacientes que presentan los cuatro  molares y otros que, sin embargo, no poseen ninguno. El número de piezas alojadas en la cavidad oral puede ser variado, así como el futuro que les depara: si nacen torcidas, chocan con otro diente o desplazan la dentadura debido a la falta de espacio, lo mejor será acudir al cirujano maxilofacial para proceder a su extracción. Sin embargo, hay a quienes les erupcionan sin dar la más mínima molestia.

Reciben el sobrenombre “del juicio” porque aparecen a una edad más tardía que el resto de la dentición adulta. Son los terceros molares; frecuentemente el maxilar ya no dispone de espacio suficiente para ellas. Lo normal es que asomen entre los 16 y 26 años, si bien algunos adultos se percatan de su existencia aún más tarde.

Si no provocan dolor ni atraviesan la encía, es posible que ni siquiera nos demos cuenta de que están ahí. Sólo con un diagnóstico de Rayos X podríamos verlas. Cuando provocan una inflamación del tejido gingival o entran en conflicto con el segundo molar, lo más recomendable es acudir a un experto.

Las muelas del juicio, también llamadas “cordales”, son herencia de nuestros antepasados más lejanos. Requerían de una dentición más fuerte y con más piezas para desgarrar y masticar los alimentos crudos que componían su dieta. Aunque no es del todo cierto que, a día de hoy, no cumplan ninguna función, lo cierto es que su existencia resulta cada vez más vestigial.

Numerosos especialistas auguran que, con el paso de los años, la presencia de cordales en los seres humanos será cada vez menor. La alimentación actual no requiere de tanta fuerza dental. Además, son unas piezas muy susceptibles de padecer caries, puesto que la última posición que ocupan en la boca, algo escondida, dificulta la limpieza.

El cambio en la fisionomía facial del ser humano es otra de las causas que están provocando la desaparición de los cordales. Nuestros rasgos, menos robustos que los de nuestros antepasados, no albergan espacio para tantos dientes.

Si sientes molestias y piensas que puedes necesitar la extracción de tus muelas del juicio, consúltanos sin compromiso en Clínicas Daldent.

Leave a Comment

Solicita una cita o envíanos tu teléfono y nosotros te llamamos:

MUTUAS, ASEGURADORAS, COLEGIOS Y COLECTIVOS

En Daldent tenemos convenios de colaboración con las principales mutuas, compañías aseguradoras, colegios y coletivos deportivos y empresariales. Debido a que existen multitud de tipos de pólizas y seguros, se recomienda consultar las coberturas contratadas con la entidad correspondiente.

Contacte con nosotros para ampliarle cualquier información.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies